Un acuerdo para mi provincia

Un acuerdo para mi provincia

Ing. Christopher Parodi Rumiche

Hace un tiempo atrás leí un consejo del gran escritor Ruso León Tolstoi, que decía: “Pinta tu aldea y serás universal”; y, creo yo, así debemos actuar para bien de nosotros mismos, haciendo de este consejo una política de trabajo. Por ejemplo, en la ingeniería civil, campo donde me desempeño hace buen tiempo, profesión que pocos entienden pero que muchos critican, “pintar para ser universal” se ha convertido en un verdadero callejón sin salida cuando, en verdad, está comprobado que no solo pintando sino trazando y perfilándonos en equipo podremos ver un mejor futuro para esta provincia norteña. Si bien es cierto, los pueblos en general no están dispuestos a soportar el continuismo en este juego democrático, lamentablemente, he sido testigo presencial de cómo, muchas veces, se impone la decisión política sobre la técnica cada vez que cambia un mandato, por el simple hecho de haber sido propuesta por el gobierno anterior; es decir, se forman barreras que retrasan, que golpean, que limitan el desarrollo de nuestra provincia, y solo por nombrar una conjetura, tal vez sea la envidia el porqué.

Estas políticas opuestas, reforzadas con argumentos patosos y cuestionamientos muchas veces sin fundamentos, son, lo que podría decirse: la inercia y el retroceso. Es bueno indignarse, cómo no; reclamar cambios y transformaciones, desde luego; y es cierto que la permanencia en el poder de una misma persona o de un partido político no es garantía de un balance positivo de una gestión municipal, eso no está en duda (o al menos es discutible), pero, ¿acaso no es el mismo rumbo lo que buscamos? Nuestra primera autoridad tiene la obligación de velar para que los recursos se utilicen de la mejor manera, con eficiencia y eficacia y en beneficio de la población. Sin embargo, nuestra Provincia de Paita, desde hace algún tiempo, carece de rumbo, no se tiene visión a largo plazo y, por ende, no hay objetivos y metas claras. Se gobierna, en el peor de los casos, con un plan de gobierno plagiado de internet u otro medio. Esta situación no permite que los proyectos que necesita Paita, los más relevantes, vean la luz en algún momento. Me imagino, pensando en el problema, una locomotora antiquísima sobre rieles dispuestos en círculo, donde estos rieles son ese plan de gobierno de cuatro años que no te llevan a nada porque, simplemente, no se ajusta a nuestra realidad; y, como dije: sin visión a futuro. Yal llegar al final del gobierno, pasa a otro maquinista para seguir dando más vueltas sin posibilidad de ver nuevas rutas que permitan desarrollar nuestra ciudad.

Necesitamos con urgencia y buen tacto romper esas vías del tren y redireccionar los rieles para que los proyectos de interés para la provincia se hagan realidad a pesar de los cambios de gobierno, cada cuatro larguísimos y cortísimos a la vez años. Necesitamos que éstos rompan esa barrera infame, perversa y ridícula para alcanzar así el desarrollo.

Por poner un ejemplo: llevamos muchos fenómenos de el niño y, a pesar de que sabemos que vivimos con esa amenaza constante, solo tenemos una política reactiva; es decir, actuamos para aliviar la desolación y toda esa destrucción que deja esta desgracia natural. Esta situación hace que Paita gaste los pocos recursos que tiene en emergencias, pero que debieron preverse.

Entonces, ¿qué hacer? Pues, creo que deberíamos de celebrar UN ACUERDO PARA LA PROVNCIA. Éste deberá, en su contenido, contemplar cuáles son los proyectos prioritarios para Paita, tales como obras contra el fenómeno de el niño, agua y alcantarillado, educación, entre otros, los mismos que deberían de ser de estudio y ejecución obligatoria, reservándose en cada gobierno el presupuesto necesario para continuar ya sea en etapas o integrales, según sea el caso.

El ACUERDO PARA LA PROVINCIA, debe de ser tomado de tal manera que participen todos los partidos políticos, representantes de la sociedad civil y profesionales (nombrados por los diferentes colegios profesionales) de la provincia de Paita.

Éste contemplará la visión a largo plazo, objetivos y metas claramente establecidas, así como las obras prioritarias por las cuales se trabajará para cumplir con esa visión de ciudad.

Un claro ejemplo de que este ACUERDO PARA LA PROVINCIA puede funcionar, ha sido, sin siquiera darnos cuenta, cuando en tres gestiones consecutivas se vino trabajando en conjunto por la educación, y fruto de este trabajo, tanto los profesores y directores del colegio San Francisco de Paita, como la Municipalidad Provincial de Paita (en tres periodos) han logrado la construcción para mejorar la infraestructura y equipamiento de esta Institución Educativa, proyecto que era más que necesario para nuestra provincia y su población de la parte baja de la ciudad. Esto es lo que necesitamos, es lo que creo todos añoramos, que nuestras autoridades miren a un mismo lado por el bien de la ciudadanía, conscientemente, sin mirar quién o en qué gestión se inició el trabajo, o se tuvo la idea.

También puedo mencionar la conformación del Colectivo Cívico Por La Reconstrucción de Paita, que logró reunir a todas las instituciones representativas de la Provincia para trabajar por un mismo objetivo: lograr La Elaboración del Plan de Reconstrucción de Paita y luchar por su financiamiento. Fruto de esta pelea conjunta, se pudo cumplir con la presentación del Plan ante las autoridades de turno y el financiamiento de las primeras ocho Obras de Reconstrucción que, a la fecha, vienen siendo ejecutadas por la actual gestión. Este es otro claro ejemplo de que unidos y tomándose acuerdos en conjunto, Paita se hace fuerte. Entonces: ¿Qué esperamos?

Creo en mi Provincia y en su gente, pero hace falta unirnos y redireccionar los rieles hacia el desarrollo. Y, que sea cual fuere el maquinista, conduzca de manera que, poco a poco, con un solo rumbo y sin propósitos personales, esa locomotora antiquísima se convierta en ese tren bala que todos ansiamos.

 

También puedes leer:

El Paitazo

Autor

  • Paita, 21 de noviembre de 1976. Estudió en la IE Ntro. Sr. de los milagros y también en la IE Ntra. Sra. De Lourdes, y la secundaria en el colegio San Francisco y San Agustín de Paita. Es egresado de la UPAO de la carrera de ingeniería Civil, y ha cursado estudios de maestría en Gestión Pública. Ha sido gerente de Desarrollo Urbano en la Municipalidad de Paita, subgerente de obras en la Municipalidad de Huarmaca, así como Director de estudios en el Gobierno Regional de Piura. También ha ocupado el puesto de Directivo del Colegio de Ingenieros del Perú comité local Paita, entre otros.

Agregue un comentario

Next Post

De un pinchazo a la realidad

Mié Jun 16 , 2021
De un pinchazo a la realidad Por Calidro Morello Palacios Hace días recibí mi segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19, en el EBAIS (Equipos Básicos de Atención Integral en Salud) del distrito de San Rafael de San Ramón (Costa Rica), apenas a unos […]
Calidro Morello

Categorías