Por Gonzalo Higueras Cortés

Reynaldo Moya Espinoza y Gonzalo Higueras Cortés

 

Nació en 1920, fue historiador, contador público y gran profesor. Escribió innumerables artículos en revistas y diarios piuranos. Entre sus múltiples obras están: “Tiempos prehispánicos”, “Grau el peruano del milenio…”. Pero lo que me unió a él fue su extraordinaria obra, “Breve historia de Piura” (que de breve solo tiene el nombre). Ha dejado un legado que debería ser leído por todos los piuranos y peruanos. Fue muy entusiasta, junto a Rudy Mendoza, con mi libro “El último tallán”. Fue solidario conmigo y me brindó incondicionalmente sus conocimientos, y además, sus sentimientos sobre el universo tallán. Ahora lo recuerdo, cuando me decía con cierta nostalgia que, los piuranos tenemos una tendencia hacia la tristeza o al menos a la melancolía, y, que siendo descendientes de los tallanes, que perdieron su libertad, nuestras muestras artísticas están -a veces-, teñidas de sombras.

Reynaldo Moya Espinoza
(Paita Septiembre de 1920 – 23 de Octubre del 2014)

 

Alguien dijo, “no hay pensamiento sin intervención de la sensibilidad, ni sentimiento sin participación intelectual”. Así era él. En cada visita que le hacía, en su Sullana querida, terminaba diciéndome que, los elementos de nuestra piuranidad deberían conservarse como verdadero crisol, como son los valores espirituales existentes y su historia.
Tuve la suerte, aunque con la imprudencia de irrumpir su hogar a cada tanto, de encontrarlo acompañado con su dulcísima esposa, la señora Alicia y recibirme con una amplia y grata sonrisa; además, con la querencia de su interior y aquel sentido de pertenencia (como diría Rulfo). Hace ya algunos años que nos dejó, sin embargo sus libros, sus grandes libros, deben leerse y tenerlo como referente principal en Piura y salir de las sombras. Sus obras son, realmente, un legado maravilloso.
¡Gracias don Reynaldo Moya Espinoza!